Author: hectoresther

BOOSTER MINCEUR

Sin-título-1

TRATAMIENTO TRIPLE ACCIÓN

Principios de Formulación

Autenticidad y equilibrio son el alma y el corazón de los productos Biologique Recherche.

Sus productos responden a cuatro principios básicos:

  • Altas concentraciones (por encima del 20% en la mayoría de los productos) de extractos vegetales, biomarinos y biológicos.
  • Ausencia de perfumes para preservar la integridad de las fórmulas y evitar procesos de sensibilización.
  • Conservación de las estructuras originales de los ingredientes activos gracias a la elaboración en frío en la mayoría de los casos.
  • Formulación concebida para, en combinación con técnicas de aplicación manual únicas

La composición y la calidad de sus principios activos constituyen el mayor valor de la marca.

Tratamiento reductor que actúa sobre los acúmulos grasos y líquidos retenidos en los tejidos, facilitando su disolución y posterior eliminación. Rompe la cohesión de los acúmulos adiposos mejorando la permeabilidad, de manera que se potencia la acción de los productos que se apliquen a continuación y se facilita la degradación de los triglicéridos.

  • Propicia la eliminación de grasas acumuladas facilitando la degradación de los triglicéridos.
  • Actúa sobre la retención de líquidos, propiciando su eliminación.
  • Ejerce una acción venotónica y mejora la micro-circulación.
  • Potencia la acción de los productos reductores que se apliquen a continuación

ACTIVE FOODS – SALENGEI

11406626_1672210833000942_3401655513322095051_o

Los Active-foods son aquellos alimentos naturales (no procesados) con un alto valor nutricional y poder antioxidante, conocidos por sus propiedades beneficiosas para la salud. Una dieta que incorpore este tipo de alimentos nos va ayudar a mantener un peso adecuado, a combatir enfermedades y a vivir sanamente.

Uno de los productos estrella dentro de la gama Active Foods es el Higo Chumbo, un potente coadyuvante en dietas hipocalóricas para la reducciónde peso, y por supuesto podéis encontrarlo en GYMTONIC.

La chumbera, también llamada higuera chumba o nopal ( Opuntia ficus-indica), es una planta de la cual en el área mediterránea se han consumido sus frutos. En países latinoamericanos, como Méjico, se consumen además sus palas. La planta forma parte de la mitología azteca, en la que se considera como la planta de la vida, ya que aparentemente nunca muere, puesto que al secarse puede dar vida a una nueva planta.

Los frutos de la chumbera, es decir los higos chumbos, contienen agua, hidratos de carbono, fibra, vitaminas, minerales y pigmentos como los derivados de la betalaina ( indicaxantina y betanina).

Se utilizan en postres, salsas, para endulzar, helados, condimentos, aperitivos e infusiones.

Al tratarse de un producto desecado, el higo chumbo en polvo ha perdido casi toda el agua que contenia el fruto, la cual puede resuperarse si se disuelve en líquidos para tomarlo.

El Higo Chumbo en polvo tiene un alto contenido en fibra, 40.2 g por 100 g, que representa 13.7 g por 100 kcal.

Tiene un bajo contenido en grasas, grasas saturadas y sodio ( sal)

Es importante una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable.

5 MITOS Y VERDADES DE LA ELECTROMUSCULACIÓN

foto_quiromasaje_principal1_web

No se trata de una revolución o de un sistema mágico de entrenamiento como suele anunciarse en los comerciales de televisión. Es más bien la evolución de un complejo modelo de entrenamiento que hasta hace no mucho estuvo reservado a una élite deportiva.

Pero desde hace unos años, la electroestimulación muscular (EMS, por sus siglas en inglés) salió a la calle y recientemente se ha popularizado entre las personas que buscan reducir el tiempo dedicado a hacer ejercicio pero obteniendo el mismo o un mayor beneficio.

¿Qué es la electroestimulación muscular (EMS)?

Es una técnica que utiliza una corriente eléctrica adecuada para causar una contracción muscular de manera similar a los impulsos que envía el sistema nervioso central para controlar las acciones de los músculos. En la práctica es un traje con electrodos que cubre el cuerpo conectado a una máquina con diferentes programas de entrenamiento con los cuales se logra alcanzar en profundidad las fibras musculares que son más difíciles de activar por medio de un entrenamiento convencional.

“Para decirlo de una manera, es una simulación de un entrenamiento intervalo de alta intensidad o HIIT”, explicó Francisco Sánchez Diego, director del centro femenino Vivafit de Santander, en España.

Sánchez Diego fue un escéptico a la hora de incorporar el sistema de entrenamiento de electroestimulación muscular a su gimnasio porque no creía que una máquina con electrodos pudiera ofrecer unos efectos tan rápidos con una carga de trabajo baja.

“Pero vi cómo con una metodología de trabajo adecuada sí ofrece buenos beneficios”, señaló.

1. Mito: Te pondrás en forma en el sofá de tu casa

“El mayor mito es que no hace falta un trabajo complementario”, dijo el preparador físico español

“Es cierto que tienes un estímulo bastante fuerte en general a nivel de casi todo el cuerpo y casi toda la musculatura. Eso sin duda te activa, quema un número de calorías y genera un nivel de testosterona. Pero también tienes que ayudar a ese estímulo y no tumbado en una camilla”.

El punto que buscar resaltar Sánchez Diego es que, si bien ayuda a la rehabilitación de lesiones, no se trata de una fisioterapia, “que es una actividad pasiva, sino que aquí es necesario ir haciendo movimientos”.

“Vas a ganar impulso, vas a ganar fuerza, resistencia muscular, pero no es que vas a estar sentado. La gente tiene que ir siguiendo una rutina de posturas dependiendo de lo que esté buscando”, explicó el argentino Fernando Troyansky, instructor principal y propietario de la cadena de gimnasios Firme 20, que también se encarga de la distribución de equipos de EMS.

2. Mito: No necesitas estar en forma, cualquiera lo puede hacer

No es tan así. Cualquier persona que se someta a un trabajo de alta intensidad debe tener una condición física mínima para evitar riesgos de lesiones o problemas de salud.

Para Troyansky “está claro que es una actividad muy exigente para la cual la gente debe estar preparada”, citando como ejemplo la hidratación del cuerpo.

“Es muy importante que la gente beba agua o líquido porque si vas a estar en una sesión de 20 minutos moviendo tantos músculos al mismo tiempo, esto desgasta mucho. Hay gente que te pide que a los 10 minutos le saques el chaleco”, dijo.

Tampoco es recomendable conectarse a una máquina sin la supervisión de un profesional.

“Es una máquina de preparación física que tiene que ser controlada por alguien que sepa valorar y que conozca las condiciones físicas de cada persona. Sólo así se puede saber en qué rango se puede forzar a cada individuo”, dijo Sánchez Diego.

El preparador físico enumeró que los entrenamientos con electroestimulación no son recomendados para “gente que sufre de epilepsia, con problemas de tendinitis, con inflamación, con tumores, con patologías, con implantes activos o las mujeres embarazadas”.

3. Verdad: Te permite hacer trabajos más dirigidos

Troyansky, quien fuera futbolista profesional, explicó que uno de los beneficios de este sistema de entrenamiento es que te permite mantener el estado de forma.

“Yo jugué fútbol durante más de 13 años en Austria y hacia el final de mi carrera trabajamos mucho con electroestimulación en el equipo Austria de Viena”, contó a BBC Mundo.

“Su beneficio fue tal que el preparador físico se sacaba un peso de encima cuando los jugadores se estaban recuperando de una lesión y los mandaba a sesiones de electroestimulación para que mantuvieran el nivel físico.

“Con una lesión es difícil trabajar todo el cuerpo, por eso con el chaleco puedes enfocar la actividad en ciertas zonas”.

4. Mito: Pierdes peso

No por sí solo. Como cualquier otro ejercicio, un entrenamiento con EMS por sí solo no te hará perder esos kilogramos de más que tu cuerpo acumula si no lo acompañas con una buena alimentación.

“Se ven resultados, pero si quieres que estos sean realmente significativos también es necesario hacer una dieta”, aclaró el director de Vivafit en Santander.

Al tratarse de un entrenamiento de alta intensidad está claro que el cuerpo quema grasa en busca de la energía que necesita para resistir el ejercicio.

“En lo que más se va a notar es en cómo moldea tu cuerpo”, resaltó Troyansky. Esta es una de las razones por la que este sistema de entrenamiento es tan popular entre personalidades del mundo del espectáculo en España, por ejemplo.

5. Verdad: No es para todos los días

“Es una forma de entrenar un poco diferente para la gente que tiene poco tiempo”, explicó Troyansky, “pero es un entrenamiento en el que se trabajan unos 400 músculos simultáneamente”.

El preparador argentino con residencia en Madrid, España, aclaró que cualquier entrenamiento con EMS es mejor combinarlo con ejercicios cardiovasculares y que “no se pueden hacer sesiones en días seguidos porque las fibras no están preparadas y hay riesgo de lesionarse”.

Por su parte, Sánchez Diego comentó que “al igual que los entrenamientos HIIT, sólo es recomendable hacer la electroestimulación muscular dos veces por semana, a lo mucho tres si tienes una gran condición física”.

“Este tipo de ejercicio mantiene al cuerpo activo unas 72 horas después de haber acabado la rutina. Es muy fuerte y en una sesión de 12 a 14 minutos sientes cómo tu cuerpo está exigido al máximo de su capacidad.

“De hecho, te permite dar un paso por delante de la intensidad que sientes que eres capaz de hacer”.

DIETAS PARA HIPERSENSIBLES

slaider1¿Te sientan mal los cereales? ¿Notas que te hinchas cuando bebes un refresco? Tranquila: hemos diseñado una guía a prueba de estómagos delicados.

Al igual que cada vez hay más personas con la piel delicada, son muchas las que ya se quejan de hipersensibilidad a determinados alimentos. En la mayoría de los casos no se sabe el porqué, aunque se sospechan varios motivos: «La limpieza y desinfección extrema de los alimentos y utensilios de cocina, el mayor consumo de productos procesados y ricos en azúcares y el hecho de que cada vez se diagnostica más y mejor», apunta Cristina Rodríguez, nutricionista del Instituto Médico Láser de Madrid. Además, «las vacunas nos están protegiendo de unas enfermedades y predisponiendo a otras, y el cambio de hábitos dietéticos está alterando los microorganismos que habitan en el tracto intestinal, provocando problemas de permeabilidad y mala absorción», añade Joan Barta, presidente del Comité de Alergia a los Alimentos de la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica).

¿Alergia o intolerancia?

Las alergias e intolerancias provocan síntomas parecidos: urticaria, enrojecimiento, picor, náuseas, vómitos, dolor e hinchazón abdominal, gases, estreñimiento, diarrea… Por eso es importante que aprendas a diferenciar lo que te pasa:

ALERGIA

Los síntomas apa­recen entre los 30 y 60 primeros minutos, y pueden llegar a provocar la asfixia o incluso la muerte. «Hay que acudir al médico de familia para que haga una primera evaluación. Él nos derivará al alergó­logo o al digestólogo», aconseja el doctor Joan Barta. El diagnóstico se hace mediante un test cutáneo, un análisis de sangre o una exposición con­tro­lada al alimento en cuestión.

INTOLERANCIA

Los síntomas «son más silenciosos, lentos y difíciles de detectar», explica Cristina Rodríguez. Hay que hacer un análisis de sangre.

INDIGESTIÓN

Si algo te sienta mal, no significa necesariamente que sufras una alergia o una intolerancia. Los alimentos con mucha grasa o azúcar y aquellos que resultan picantes o ex­citantes son más indigestos.

La alergia a los alimentos ya afecta a entre el 3 y el 5% de los españoles, y se calcula que existen de 5 a 10 veces más personas con intolerancia que hace unos años. Y es que hay cada vez más sustancias que nos sientan mal o que causan intolerancias. «La alergia produce una respuesta inmunitaria en el organismo; es decir, el sistema inmunológico percibe una sustancia, normalmente una proteína, como si fuera una amenaza y se prepara para atacar utilizando las defensas que tiene. En las intolerancias, sin embargo, interviene el sistema digestivo, que es incapaz de asimilar  ciertos alimentos o alguno de sus componentes como consecuencia de una insuficiencia enzimática. También puede ser debida a una falta de permeabilidad intestinal», diferencia el doctor Barta. Repasamos los problemas más frecuentes y cómo debes adaptar la dieta a tu estómago delicado.

Gluten

A 1 de cada 100 personas le sientan mal los cereales (como el trigo, la cebada, el centeno y la avena), aunque se cree hay muchas más que aún no han sido diagnosticadas. De hecho, la celiaquía es la enfermedad crónica intestinal más frecuente en nuestro país. Algunas ‘celebrities’, como María Valverde, padecen este problema tan extendido.

Y es que los cereales mencionados contienen gluten, una glucoproteína muy nutritiva pero algo indigesta. «Además de los celiacos, que son personas predispuestas gené­ticamente y sufren una intolerancia permanente y crónica al gluten, hay quien tiene alergia a las proteínas de los cereales o intolerancia al gluten porque el cuerpo no dispone de las enzimas necesarias para digerirlo completamente», explica el doctor Joan Barta. La solución debe ser radical, porque la única manera de mejorar es seguir una dieta estricta sin gluten, es decir, excluir tanto los cereales con esa sustancia como otros alimentos que la contengan o que puedan incluir trazas de ella. También hay que evitar los alimentos elaborados y los envasados, ya que en estos es más difícil garan­tizar totalmente la ausencia de gluten. Aun así, «la dieta sin gluten puede ser desequilibrada y suele ser necesario complementarla con suplementos de hierro y vitaminas para que no haya carencias nutricionales», advierte Barta. Si sufres este trastorno, consulta con un especialista.